Blog de Peritos Caligrafos Judiciales

perito calígrafo judicial

4 momentos en los que puedes necesitar de un perito calígrafo judicial

  |   Peritos Caligrafos Judiciales   |   Sin Comentarios

Parece que estos tiempos de dispositivos tecnológicos y comunicación virtual no son los más indicados para reivindicar el valor de la palabra escrita a mano. Aunque, seguro que cambias de opinión después de analizar estos 4 momentos en los que puedes necesitar de un perito calígrafo judicial.

Porque, te vamos a recordar que la intervención de un perito calígrafo judicial no es sólo cosa de los tribunales y la vía judicial. También se solicitan sus servicios de forma privada. ¡Te sorprenderá saber en todo lo que te pueden ayudar! Y que son especialistas no sólo para analizar textos escritos a mano, sino para verificar la autenticidad de cualquier documento.

Situaciones en las que recurrir a un perito calígrafo judicial

No olvides que un perito calígrafo judicial es un experto cualificado y con nivel muy exigente de formación. Esa es la garantía de que sus informes son determinantes en conflictos legales u otras situaciones en las que se cuestiona la veracidad de un documento o firma.

Abogados, detectives, fiscales e incluso empresarios, no pierden ni un segundo en contactar con ellos. Y tú, ¿sabes cuándo debes contratar a uno? Sin dudarlo en las siguientes ocasiones.

1. Si estás inmerso en un procedimiento judicial

Este epígrafe aglutina las ocasiones que seguro se te vienen a la cabeza al pensar en el informe de un perito calígrafo judicial:

  • En el ámbito del Derecho de Familia: acuerdos privados de separación.
  • En reclamaciones por deudas, falsificaciones, cheques, letras de cambio, pólizas de seguros o contratos mercantiles
  • Procedimientos por competencia desleal, derechos de honor o violación de la intimidad.
  • En procesos de Derecho Laboral: despidos, finiquitos y documentos contables

2. Siempre que haya que autentificar tu firma

Tu firma es intransferible y única, tanto como tus huellas dactilares o biométricas. Por mucho que hayas delegado tus poderes legales en alguien, nunca le capacitas para que use tu firma. Puede tomar decisiones en tu nombre pero tiene que rubricarlas con su propia firma.
Así que, si te reclaman legalmente un contrato que tú no has firmado o un cambio en las condiciones de un acuerdo que desconoces, es momento de acudir a un perito calígrafo judicial. Esto incluye acciones tan cotidianas como la recepción o envío de un paquete o un pedido a tu nombre.

3. Si recibes un anónimo, recurre a un perito calígrafo judicial

Hay conflictos en los que merece la pena intentar llegar a un acuerdo sin acudir a un tribunal. Si crees saber quién te ha mandado un anónimo es conveniente que confirmes esa autoría con un experto antes de tomar medidas legales.

4. Manuscritos y testamentos

No es ya tan habitual, pero aún se dan casos en los que aparece un testamento escrito a mano por el fallecido, sin que haya pasado por un registro notarial. O que firmes un acuerdo y después alguien le añada a mano un cláusula. Son dos ejemplos en los que te resultará imprescindible el análisis de un perito calígrafo judicial.

Son verdaderos profesionales que, a su formación específica, han incorporado avances tecnológicos de última generación. Por eso, no dudes en contratar sus servicios en estos 4 momentos en los que puedes necesitar de un perito calígrafo judicial. ¡Tu única precaución debe ser huir del intrusismo!

Sin Comentarios

Haz un comentario


*