Blog de Peritos Caligrafos Judiciales

Testamento Ológrafo

Testamento Ológrafo en el 2021

  |   Perito Caligrafo   |   Sin Comentarios

Este último año, desgraciadamente, ha devuelto protagonismo al testamento ológrafo. Una forma de legar nuestros bienes que parecía cosa del pasado, pero que ha cobrado auge por las limitaciones de movilidad impuestas por la pandemia. Básicamente, se trata de una fórmula para dejar constancia de una herencia sin que sea necesaria la presencia de un notario.

Evidentemente, tiene ciertas limitaciones y condiciones para evitar falsificaciones u otro tipo de intervenciones que manipulen la voluntad del otorgante. Hacemos un repaso de todo lo que se refiere al testamento ológrafo y cómo se puede sacar el máximo beneficio de esta fórmula completamente legal.

Ventajas del testamento ológrafo

Es lógico que, a primera vista, la idea de un testamento escrito a mano, sin testigos, ni necesidad de ser depositado o confirmado por ningún representante legal, levante recelos. Su ventaja inicial, la de ser gratuito, puede quedar en un segundo plano si al final implica mayor inseguridad respecto a que se respete nuestra voluntad.

Sin embargo, una de las ventajas del testamento ológrafo es, precisamente, la exigencia de que mantenga en secreto, tanto en su propia existencia como en lo que se refiere a su contenido. Al desconocerse su existencia, el testador se libera de presiones de última hora que puedan inducirle a cambiar lo que realmente es su voluntad. O, al revés, que haga esos cambios sin sentirse obligado a responder ante nadie.

Situaciones en las que resulta la mejor opción

El testamento ológrafo puede ser la mejor opción para legar tus bienes o, incluso, la única posibilidad que se tiene de dejar fijado cómo se quiere distribuir una herencia en determinadas circunstancias. Es cierto que normalmente, no nos paramos a pensar en este tipo de situaciones extremas o poco frecuentes, pero es una tranquilidad saber que existe esta posibilidad al alcance de todos para salvaguardar nuestros últimos deseos y voluntades.

Por ejemplo, si alguien se encuentra en el extranjero y sufre una enfermedad terminal o accidente, en cualquier momento puede hacer su testamento ológrafo. Además, con la ventaja de que se debe realizar en la lengua materna del otorgante, por lo tanto, se supera la imposibilidad de comunicarte con un representante legal si desconoce tu idioma. No dominar el idioma del país en el que te encuentras no es ningún impedimento para dejar plasmados tus deseos.

Eso sí, te recordamos las normas legales que se exigen para que un testamento ológrafo sea válido:

  • Por lo que se refiere al contenido, debe estar escrito a mano exclusivamente por su autor, no puede dictarse para que otro lo escriba. Además, debe usarse la grafía habitual de la persona y una forma de expresarse espontánea, no vale recurrir a fórmulas mecanizadas.
  • La firma debe ser la original y hecha de forma manuscrita por el testador
  • Puede usarse cualquier soporte sobre el que se pueda realizar la protocolización, paso imprescindible para que se valide una vez la persona ha fallecido.
  • Debe estar fechado (día, mes y año)

¿Tienes dudas o necesitas un información que valide un testamento ológrafo? En Peritos Calígrafos Judicial te proporcionamos orientación y todos los servicios que precises. Porque, como puedes comprobar en nuestra web, contamos con el más completo equipo técnico y profesional.

Sin Comentarios

Haz un comentario


*