Blog de Peritos Caligrafos Judiciales

Grafología y Selección de Personal

  |   Uncategorised   |   Sin Comentarios

UNA PRÁCTICA ACIENTÍFICA (III).

En esta tercera y última entrega de mi artículo, pasaré, finalmente, tanto a incidir al respecto de las perniciosas consecuencia que puede acarrear la práctica de la Grafología que, erróneamente, como ya hemos visto, se dice “evaluadora de la personalidad” o “psicológica”, de la que forma parte la Grafología aplicada a la selección de personal, como, así mismo, a poner todavía más de manifiesto la realidad que da título a aquél, ilustrándola con el trabajo, a dicho respecto, realizado por el Departamento de Psicología de la británica Universidad de Glasgow.

Los Peritos Calígrafos que se dediquen, habitualmente, a la Grafología de Selección Personal y/o a otras ramas de Grafología Psicológica pueden verse afectados, en su trabajo pericial caligráfico, por el acusado carácter intuitivo y, por tanto, muy peligrosamente subjetivo, que, con tanta frecuencia, tan profundamente vicia, tal como hemos tenido la oportunidad de comprobar, su actividad como Grafólogos “psicológicos”.

Y es que la actuación de los profesionales estudiosos de la escritura, como los de otros campos del saber, no se debe entender como si estuviera compuesta de compartimentos estancos, sino como lo que es en realidad, es decir como una unidad cuyos diversos aspectos se encuentran profusamente intercomunicados.

Resulta, por tanto, si no imposible, sí muy difícilmente posible, desde un punto de vista práctico, cambiar la forma de actuación al pasar de un campo a otro de unos ámbitos periciales de estudios de la escritura manuscrita que, por razones obvias, se encuentran tan especialmente imbricados, cuando, se insiste la Pericia Caligráfica se trata de una auténtica ciencia, como, por ejemplo, la Astronomía, mientras que la Pericia Grafológica mal denominada “psicológica” no pasa de ser una mera creencia subjetiva que, por carecer sus presupuestos metodológicos de una base científicamente demostrable, se encuentra en el mismo nivel que el de los horóscopos de astrología que, a diario, podemos ver, en periódicos y revistas, para divertimento y solaz de sus lectores.

A las referencias a los antedichos tres trabajos universitarios referidos en las antedichas entregas de este mismo artículo, sumamos y exponemos las relativas al no menos prestigioso trabajo de investigación del profesor británico W.R. Bushnell, del Departamento de Psicología de la Universidad de Glasgow, titulado “A Comparison of the Validity of Handwriting Analysis With That of the Cattell 16PF” (“Comparación de la validez del análisis análisis de la escritura con la del Cattell 16PF”), publicado, en enero de 1996, en el volumen 4 de su nº 1, en la “International Journal Selection and Assessment” (Revista Internacional de Selección y Evaluación”).

En este último trabajo, al que pertenecen las siguientes citas a continuación reproducidas (traducidas por la suscribiente del original en inglés), se compara, por Bushnell, la fiabilidad de la Grafología como herramienta de Selección de Personal con la utilización, a los mismos fines, del cuestionario de los dieciséis factores de la personalidad, creado por el acreditado psicólogo británico Raymond Cattell, comparación ésta con la que, como con muchas otras expuestas por no menos prestigiosos autores, se “pone de manifiesto la falta de una adecuada sistematización y objetivación del análisis de la escritura, y confirma, además. los peligros inherentes a su utilización con fines practicos” – pág. 16 – (el subrayado y el destacado en negrita, tanto de este párrafo como de los dos siguientes, son de la suscribiente).

Por eso, sigue diciendo Bushnell, “cualquier sistema que dependa de los «expertos de caja negra» para tener éxito, que no pueda especificar de forma clara y objetiva la base sobre la que operan estos expertos y que no pueda acordar normas para un proceso de formación y desarrollo que permita crear expertos de forma fiable, debe ser tratado con el mayor escepticismo por los profesionales pertinentes. Esta preocupación por la validez del análisis de la escritura se refleja en el reciente documento de la Sociedad Británica de Psicología elaborado por el Consejo de Asuntos Profesionales (1993)” – pág. 16 -.

Y es que Bushnell deja muy claro, en su estudio, que “utilizando sistemas de evaluación fácilmente disponibles, los informes del cuestionario de personalidad permitieron identificar a la persona, mientras que los informes de evaluación de la escritura no lo hicieron” – pág. 14 -, llegando a la conclusión de que “aunque esto no pretende ser una evaluación definitiva de los cuestionarios de personalidad autodeclarados, se suma al conjunto de información que apunta a la superioridad del enfoque del cuestionario y pone una vez más en tela de juicio la validez del análisis de la escritura – pág. 16 -.

 www.peritoscaligrafosjudicial.es

Fdo. Delfina Antonella Gould.

Perito Calígrafo e Ingeniera electrónica.

Sin Comentarios

Haz un comentario


*